Utilizamos cookies y tecnologías similares propias y de terceros, de sesión o persistentes, para hacer funcionar de manera segura nuestra página web y personalizar su contenido. Igualmente, utilizamos cookies para medir y obtener datos de la navegación que realizas. Puedes configurar y aceptar el uso de cookies a continuación. Asimismo, puedes modificar tus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando nuestra Política de cookies. y obtener más información haciendo clic aquí.
 
 
 
   
Tel.: 947 54 50 06
Fax: 947 54 51 61
info@colegiosangabriel.es
OFERTA EDUCATIVA
Colegio Internacional San Gabriel Primaria y ESO
Colegio Internacional San Gabriel Bachillerato - High School
Centro Integrado de Formación Profesional San Gabriel - Escuela de Enología
Centro Integrado de Formación Profesional San Gabriel - Escuela de Soldadura
Centro Integrado de Formación Profesional San Gabriel - Escuela de Rótica
Título: Técnico Superior en Automatización y Robótica Industrial
Escuela de Pequeños Ingenieros
Portal de Empleo TalentoRibera
Buzón de sugerencias, quejas y aportaciones
Certificaciones de Calidad
Centro Integrado de Formación Profesional San Gabriel - Servicios a la Comunidad
Centro Integrado de Formación Profesional San Gabriel - Escuela de Fútbol
Centro Integrado de Formación Profesional San Gabriel - Formación Ocupacional
Campus de Enseñanzas Superiores San Gabriel - UDIMA
Centro Tomás Pascual Sanz
Cátedra Cajaviva - Iniciativa Emprendedora. Centro I+D+i
Colegio San Miguel Roa de Duero (Burgos)
Centro Integrado de Formación Profesional San Gabriel - Escuela de Robótica
Colegio San Gabriel
13822
 
 
comparte:
Facebook Twitter Linked-in

Escuela de Robótica y Automatización Industrial San Gabriel

La importancia del sector de la fabricación en la economía de los países se ha puesto de manifiesto en la crisis actual. Todos los expertos abogan por potenciar un sector clave que la sociedad necesita como motor de su economía y que en los últimos años ha sido sometido a una gran presión por parte de países con costes laborales reducidos.

Las consecuencias son evidentes y ciertamente traumáticas; deslocalización de muchas empresas y lo que es peor, la desaparición de una parte importante del tejido industrial. En este difícil entorno, las empresas industriales se enfrentan al reto de buscar e implantar nuevas tecnologías productivas y organizativas que les permitan afrontar el futuro con garantía de éxito. Solo un aumento drástico de la productividad que afecte a los costes y a la calidad salvará al sector de la fabricación y sus empleos.

La innovación a través de la implantación de nuevas tecnologías, la mejora continua de los procesos mediante herramientas de fabricación esbelta y la colaboración con proveedores constituyen las tres alternativas más consolidadas. Su aplicación y potencial debe ser tomado en consideración por toda empresa que pretenda sobrevivir y tener futuro en el complejo entorno económico que vivimos.

Dentro de las nuevas tecnologías, la automatización y más concretamente la robótica industrial constituye una estrategia de mejora de la competitividad que ha demostrado poder evitar fenómenos de deslocalización. En EEUU hay cientos de ejemplos de fabricantes que han evitado la deslocalización disminuyendo la relación robots-operarios e incrementando los procesos con máquinas automatizadas. Si el ratio en EEUU es de 1 a 240, las empresas con mayor robotización y altos beneficios están en 1 a 6. En sectores específicos como la fabricación de máquina-herramienta se está promocionando intensivamente la instalación de robots debido al incremento de productividad que pueden proporcionar.

En sí misma la robotización tiene dos claros objetivos iniciales; reducir costes de fabricación e incrementar la productividad. Los beneficios adicionales relacionados con la flexibilidad, seguridad y calidad no dejan duda sobre la rentabilidad de su implantación. La robótica puede hacer más sencillas tareas que hasta hace poco eran repetitivas, cansadas, tediosas, peligrosas, difíciles, de precisión o desarrolladas íntegramente a mano. El continuo abaratamiento del coste de adquisición de un robot industrial experimentado en los últimos años provocará que en un futuro no muy lejano el entorno de fabricación cambie drásticamente respecto a lo que conocemos. Los operarios de planta serán trabajadores técnicamente formados y con habilidades en nuevas tecnologías que gestionarán células automatizadas. Su misión se centrará en realizar varios niveles de inspección, asegurando el flujo de materiales entre las distintas áreas.

Evidentemente no todos los procesos y productos pueden ser robotizados. Esta posibilidad debe afrontarse a través de un ejercicio interno de identificación y priorización de la automatización basado en el sentido común, el conocimiento técnico y una metodología clara de implantación.

A la hora de implantar soluciones deben tenerse en cuenta múltiples factores; en primer lugar aspectos como el tipo de producto que se va a fabricar, el proceso productivo, los niveles de seguridad, la calidad del producto y la ubicación de la instalación. También es importante el sector y los requerimientos del cliente final. No son iguales los niveles de precisión, exigencia, limpieza y calidad que se exigen en industrias tan distintas como la metalúrgica, metal-mecánica, alimentación o farmacéutica. Y por último, también es muy importante tener claro el tiempo de ciclo final de producción.

De nada sirve fabricar o automatizar algo de forma correcta si el tiempo que se tarda no cumple con la premisa de ahorrar trabajo, tiempo y dinero. Los estudios realizados en los últimos años muestran que la implantación de robots tiene un amplio despliegue en España a nivel de gran empresa gracias al liderazgo de su industria del automóvil. Sin embargo, su grado de implantación en la PyME es muy diverso y todavía queda mucho por hacer.  El campo de actuación urgente en Castilla y León y, concrentamente en la Ribera del Duero, justifica la implantación y solicitud de acceso a concierto para este tipo de enseñanzas estratégicas. Las grandes empresas: GSK, Michelin y Calidad Pascual, así como las PYMES, precisan urgentemente de este tipo de talento humano “local”.

Conviene adelantarse de forma estratégica a la ubicación de este tipo de estudios en la Ribera del Duero y de forma urgente evitando así los actuales problemas de búsqueda y retención del talento que ya sufren desde hace ocho años las grandes empresas y pymes de la comarca.

Desde esta concepción, desde el curso escolar 2022/2023 se iniciarán una serie de ofertas educativos oficiales de Grado Superior y de Certificado de Profesionalidad. Iniciamos con el Ciclo Formativo de Grado Superior "Técnico Superior en Automatización y Robótica Industrial". Deseamos sea concertado por la Junta de Castilla y León.

 

 

Imprimir Documento
Enviar Documento
Versión Descargable No Disponible
descarga